Napoleón fue víctima del Benchmarking

Allá por el siglo XVIII, empezaba a dar que hablar el famoso Napoleón Bonaparte. Sus hazañas conquistadoras lo convirtieron en uno de los mejores militares que dio la humanidad. Hasta la fecha su único fracaso mundialmente famoso es Waterloo, pero el bajito más famoso de la historia fue timado en otra oportunidad. Ahora les cuento… 

En sus constantes campañas conquistadoras tenía un enemigo más complejo que los ejércitos que trataban detenerlo: mantener a su tropa alimentada. Para ello, con las grandes distancias que se trasladaban, existían sólo dos formas posibles saqueo o compra. El saqueo era analizado como contraproducente por parte de Napoléon ya que generaba gran rechazo por parte de la población de los lugares, quienes no necesariamente eran el enemigo. Comprarla para esa inmensa cantidad de soldados era de un costo exorbitante. Por ello es que Napoleón en 1795 ofreció un premio de 12.000 francos franceses, hoy unos 1830 euros, para quien desarrollara un proceso que le permitiera conservar los alimentos durante un tiempo largo. Para así poder abastecer a su ejército en campaña. Nicolás Appert, chef – pastelero y enólogo de Francia, se convertiría en el patriota que le permitiría a Napoleón lograr esta azaña. ¿Qué descubrió Nicolás? ¨el proceso de esterilización con calor de los alimentos envasados en recipientes cerrados, conocido como proceso de appertización, que permitía la conservación prolongada de los alimentos¨. 

¿Cómo lo hacía Appert?, con el dinero que ganó de premio dejó sus otros trabajos –puso una fábrica- y destinó 14 años de su vida a cocinar parcialmente los alimentos y guardarlos en botellas de vidrio grueso, con boca ancha. Las cerraba con tapones de corcho, los aseguraba con alambre y lacre (para proteger su contenido). Y luego las hervía por más de 12 horas en el agua. Así se descubrió que los alimentos podían conservarse durante largos períodos de tiempo conservando todas sus características organolépticas. Las primeras producciones fueron enviadas a la Marina francesa que luchaba en el Mar Mediterráneo. Hasta la fecha, los marinos sólo se alimentaban de alimentos ahumados, salados y/o fermentados; con este avance, los marinos podían disfrutar de frutas, verduras y carnes en alta mar.

Y todo fue felicidad hasta que en 1814 los ejércitos que invadieron Francia, quemaron la fábrica. ¿Y qué pasó? Peter Durand, en 1810, tomó la idea de Appert y a través de lo que en marketing conocemos como Benchmarking, patentó un proceso mejorado que ¨permitió la transformación de las botellas de vidrio, en frascos cilíndricos de hierro forjado o acero bañado en estaño, sellados al vacío¨. Durand, con esta patente produjo envases más baratos, más fáciles y rápidos de fabricar y en simultáneo, mucho menos frágiles que los frascos de vidrio utilizados por Appert. Naciendo así la lata de conserva, similar a la que se conoce hoy en día (1)

 Es así como se llevó a cabo el primer proceso de Benchmarking de la historia, no siendo Xerox la pionera, como muchos del mundo de los negocios creen. 

Mucho hemos hablado de benchmarking sin explicar verdaderamente de qué se trata. Es un proceso de mejora que parte de: 

  • Un problema o debilidad propia, buscando un punto de referencia interno o externo para tratar de subsanarlo.
  • El deseo de emular la fortaleza de un competidor.
  • El deseo de producir más valor e innovar, sin necesidad de ¨reinventar la rueda¨.

Esta herramienta tiene un potencial enorme en el logro de resultados y es de muy fácil aplicación para las PYMES, o sea que quienes quieran saber cómo aplicarla, me escriben a pazrego@gmail.com o esperan una nueva entrega de mi blog www.pazrego.com 

 

 Respecto a este avance, existe una cierta polémica, ya que, se le atribuye el desarrollo del proceso al francés Philippe de Girard, quién solicitó a Peter Durand la gestión de su patente, que al final quedó en nombre de este último. Además, Peter Durand parece que vendió su patente a Bryan Donkin y John Hall, quienes finalmente mejoraron el proceso de enlatado, haciéndolo más mecanizado e industrializado (antes, cada lata tenía que hacerse a mano y llevaba hasta seis horas preparar adecuadamente el alimento para su envasado).

Dime por dónde andas y te diré qué sientes.

Si doy inicio a este artículo diciendo que vivimos en una sociedad hiperconectada y que esta nueva cosmovisión se ve signada por dos hechos fundamentales: la masividad de los smartphones y del acceso a Internet, seguramente no sorprendo a nadie. Pero dénme tiempo, quizás cuando termina mi artículo, se lleven algo nuevo….

Con esta nueva realidad los contenidos pueden producirse y editarse en cualquier momento y lugar. También está en el centro del escenario: el famoso Sistema de Posicionamiento Global (GPS) como tecnología disponible que nos permite ubicar nuestros consumos e interrelaciones desde el mundo virtual al mundo físico.

De esta manera la interactividad empieza a ocurrir en un entorno físico y abierto, y probablemente con otras personas, así la interacción pasa a depender de un entorno de multi-variable (¨reacciones de la gente, el clima, el tráfico, etc.¨), factores que en su mayoría son imprevisibles.

Algo también inimaginable para muchos de ustedes será lo que ahora les voy a contar, una especie de meca para el neuromarketing: El Greenwich Emotional Map,  que lleva mediante la interactividad a una especie de cartografía digital, que concluye con estudios sofisticados sobre el comportamiento de los ciudadanos, para facilitar el conocimiento de los mismos desde el entendimiento de qué son y qué quieren.

El Emotional Map fue creado en 2005 por el artista y diseñador Christian Nold; permite explorar las implicaciones sociales, culturales y políticas desde la visualización de datos biométricos y experiencias emocionales a través de la tecnología. En Emotion Map, participan miembros de 25 ciudades, que recorren a pie su barrio con un dispositivo geolocalizador (dispositivo de biomapping), que registra los cambios en sus emociones y en simultáneo establece vínculos de datos con su ubicación GPS. El dispositivo registra la respuesta galvánica de la piel (GSR) o conductancia de la piel (SRC). La GSR es muy usada en neuromarketing, como indicador del estado del sujeto cuando es sometido a estímulos (como por ejemplo avisos publicitarios). La SRC es la tecnología base que permite el desarrollo del detector de mentiras.

Luego de que el ciudadano realiza el recorrida, se genera un mapa que permite visualizar los puntos de mayor y menor emoción de sus paseos. Esta nueva tecnología permite una nueva lectura del entorno. Este tipo de tecnología tiene también aplicación política, un caso testigo fue el que ocurrió con el alcalde de Bethlehem, en Estados Unidos, que al emplear el dispositivo en pos de regenerar los espacios de su comunidad, detectó una muy alta respuesta emocional en la zona más deteriorada de la ciudad.

El proyecto mientras los participantes caminan, puede registrar pensamientos y recuerdos. El Greenwich Emotional Map se traduce en un mapa físico.

Captura de pantalla 2017-04-03 a las 16.36.00.png
Fuente: http://www.softhook.com/emot.htm

Así me surgió una, entre varias, interrogantes: las famosas smart cities, ¿deberían ser ciudades con cartografía emocional?.

Para que quienes no conocen, el concepto ideal con el que han ¨vendido¨ a las ciudades inteligentes puede resumirse con la siguiente (y utópica) metáfora:

¨Una mujer conduce hasta una estación de trenes y al llegar, se baja del coche y se sube directamente a un tren, mientras su coche eléctrico se aparca y se pone a cargar por sí solo... Un hombre tiene un ataque al corazón en la calle y los servicios de emergencias envían un avión no tripulado equipado con un desfibrilador que llegará unos minutos cruciales antes que la ambulancia...¨,

Una smart city se vende como el sueño de poder accedera una vida mejor a través del uso de datos. No imagino que ninguno de ustedes, sobre todo quienes compran el concepto de eficiencia como algo bueno independientemente del contexto, no esté deseando ser ya un smart ciudadano...

Cada día el mundo está más cerca de lo que nos mostraban en la película Minority Report. Es por ello que hago un llamado a la solidaridad a: las instituciones educativas, el gobierno, las asociaciones de profesionales, las cámaras empresarias, la sociedad en su conjunto.

Si no empezamos a innovar urgentemente, a utilizar tecnologías que nos acerquen a las nuevas formas de consumo, nunca vamos a estar incluidos en ese mundo global al que queremos pertenecer. Mundo en el que como productores de soja nunca nos vamos a insertar….

Masa crítica…luego existo

No se puede hacer simple lo complejo. Pero voy a tratar de hacer menos complejo lo complejo.  La masa crítica en el marketing es tan crucial que determinará que un negocio que recién empieza sea exitoso y que un negocio que ya está en funcionamiento pueda seguir creciendo y perpetuarse en el tiempo. 

Es por ello que masa crítica es un tema que:

  1. Requerirá de varios artículos más para seguirlo profundizando y comprendiendo.
  2. Necesitará que Googlen cada concepto que no les quede claro.
  3. Deberán preguntarme todas las veces que necesiten.
  4. Llegaremos con el tema hasta el punto en que siga teniendo feedback de su parte.

 

Para quienes nos dedicamos a los negocios existe una pregunta constante, que nos hacemos o nos hicimos todos en algún momento. Ese tipo de preguntas trascendentales del estilo que nos llevan tratar de saber si Dios existe o por qué llueve de arriba para abajo… 

Cómo hacemos para conocer la masa crítica???. 

Voy a empezar diciendo lo que no es: no es lo mismo que el punto de equilibrio. El punto de equilibrio se da cuando los costos fijos y variables de la empresa se encuentran cubiertos y la empresa tiene un beneficio que es igual a cero. 

Mientras que masa crítica es la medida a partir de la cuál nuestro negocio se pone en marcha en serio, es la cantidad de clientes-visitas o leads que:

  1. Son necesarios para que la idea de negocios sea sustentable en el tiempo (esto para el caso de los Start Ups) 
  2. Que llevan a que sea necesario invertir más en el negocio para seguir creciendo. 

Esto demuestra que el concepto de masa crítica está íntimamente relacionado con el de ciclo de vida del negocio.

Cómo sabemos cuántos suscriptores necesita una tienda on line, cuántos usuarios activos necesita una peluquería, cuántos seguidores requiere un blog para ser ¨verdaderamente un negocio¨??? Bueno, a través de este artículo voy a tratar de que esto te quede más claro.

Para entender mejor este concepto hay que necesariamente echarle un vistazo a la teoría de los puntos de contacto y al tipping point de Malcolm Gladwell. 

La teoría de los puntos de contacto, se refiere a las pre-acciones que debe llevar a cabo una empresa para captar clientes. Es una teoría superada de lo que se conoce como el embudo de marketing y plantea que para poder venderle a un cliente potencial necesitamos entre 10 y 20 puntos de contacto positivos antes (este número puede ser mayor o menor dependiendo de las características propias del tipo de negocio). Por ejemplo, si nos dedicamos a la venta de cursos y analizamos este proceso podríamos concluir que necesitamos 9 contactos antes de efectuar una venta, y este paso previo se alcanza cuando el cliente potencial está dispuesto a hacer una prueba gratuita de nuestros cursos. Este contacto podría ser medido a través del número de visitas que recibió la web de la empresa. Mientras más automatizado podamos tener este cálculo, mejor. 

Una pregunta que deberíamos hacernos, es ¿cómo logramos obtener puntos de contacto positivos con el cliente?. El marketing de contenidos correctamente desarrollado, es una estrategia ideal para ello. Cuando hablamos de generar contenidos, estos deben ser valiosos para el cliente, tanto que le hagan sentir que si los comparte lo están describiendo de una manera en que desea que el mundo lo vea (ejemplo: como una persona graciosa) o que si los descarga/lee vale el espacio/tiempo que les destinó. También es importante emplear el marketing de boca en boca, de hecho muchas veces hemos escuchado que las referencias personales son mucho más efectivas que las pagas. Esto es muy notorio en redes como Instagram, donde probablemente alguna personalidad que seguimos se muestra vistiendo alguna prenda que le ¨obsequio una marca¨ que antes no conocíamos. Pero al verla en una persona que desde algún punto de vista admiramos, tenemos el impulso suficiente como para linkear la marca, ingresar en la tienda y ¨chusmear¨ toda su línea productos o incluso comprar. Otra herramienta que nos permite generar puntos de contacto positivos es el email marketing (en términos generales y muy resumidamente hay que seguir adecuadamente las fases de generación-activación-conversión y repetición), sus pautas mínimas implican emplear una buena base de datos (para no pasar a spam, por ello es conveniente -aunque más lento- generarla con base a marketing de contenidos y boca en boca y no comprarla) y tener un asunto ¨llamador¨, -que invite al clickeo-. Por ejemplo, con las próximas fiestas si somos una tienda on line que vende servicios gastronómicos de pastelería podríamos enviar un email a nuestros clientes y personas que siguen la página un email con el asunto: ¨En estas fiestas regalá dulzura a un precio incomparable¨. Otra herramienta interesante a emplear es realizar encuentros cara a cara (marketing off-line potenciado en el mundo on-line). Estas actividades, si bien tienen mayor costo que el marketing on line, generan mucho mayor impacto para producir puntos de contacto positivos. Supongamos que tenemos un empresa de fragancias que vende a través de mujeres re vendedoras. Ello implica que nuestras primeras y fundamentales clientes, sería muy interesante que con la salida de cada nuevo catalogo hiciéramos una presentación en una linda pastelería, transformando la presentación del catálogo en una muy agradable experiencia digna de ser contada (y replicada por motus propio en las redes sociales de las revendedoras). Como puede verse todas estas acciones generadoras de puntos de contacto positivos para captar clientes se retroalimentan y sinergizan.

En lo que refiere al tipping point, se plantea como idea que todo negocio o idea de negocios tiene un punto de quiebre a partir del cual se potencian al máximo y se genera un cambio significativo. ¨Es ese momento mágico en que una idea, tendencia o conducta social cruza un umbral, se vuelca y se esparce como un incendio forestal¨. Un ejemplo muy reciente fue Whatssapp y su explosión tan determinante en número de usuarios en argentina, al punto que hoy es muy extraño encontrar personas que no lo usen. 

El tipping analizado muy sintéticamente, plantea tres ¨subleyes¨ básicas: 1) De los pocos retoma la ley 80-20 de Pareto, en donde el 80% de la acción de expansión del negocio es realizada por el 20% del target. Fundamentalmente este 20% se conoce con el nombre de ¨conectores¨, son personas que cuentan con la facilidad de hacer nuevas amistades y les gusta crear nuevos lazos entre sus conocidos. ¨Su capacidad para abarcar muchos mundos diferentes es una función de algo intrínseco a su personalidad, una combinación de curiosidad, confianza, sociabilidad y energía¨ , por ello en la estrategia es vital detectarlos y estimularlos. 2) La adherencia analiza que tan bueno es el producto o el mensaje de venta del mismo para llamar la atención del cliente potencial y 3) El poder del contexto, ya que el entorno impacta fuertemente sobre el comportamiento humano ¨las epidemias son sensibles a las condiciones y lugares en que se encuentran¨. En un contexto económico tan recesivo como el que actualmente enfrenta Argentina, cualquier emprendimiento que permita generar ingresos adicionales tiene grandes posibilidades de expandirse.

Todo esto nos lleva a entender que la formula para calcular la masa crítica de un negocio implica  primero determinar si el negocio frente al que nos encontramos es un Star Up o un negocio funcionando. Y luego una adaptación y análisis específico para cada sector y tipo de emprendimiento. 

  1. Start Up: en este caso se requiere llevar a cabo un estudio exploratorio aggiornado con algunos conceptos del modelo de la rivalidad ampliada más los métodos para calcular el tamaño del mercado. Para saber más sobre esto no se pierdan mi libro que está en la cocina!!! ;)
  2. Negocios en funcionamiento: deben emplearse Ventas promedio Estimadas y Tasa de Conversión. Y el objetivo inicial va a ser cubrir la capacidad instalada de la empresa para pasar al primer crecimiento (C1). Cuando se haya logrado el C1, se modificará mi capacidad instalada, aumentando, para así plantearnos un nuevo objetivo de crecimiento (C2) y así sucesivamente hasta atravesar todas las etapas del ciclo de vida del negocio y llegar a la declinación.

La tasa de conversión nos mostrará la cantidad de target que pasa de un estado a otro luego de una acción de marketing, por ejemplo de cliente potencial a cliente actual. Supongamos que en mi sitio web estoy vendo servicios de animación y alquiler de inflables para fiestas infantiles. Con el equipamiento y personal que actualmente tiene mi emprendimiento puedo cubrir 3 fiestas infantiles a diario.

La empresa debería apuntar a cubrir su capacidad instalada y que esta al 100% se refleje en las ventas actuales, que en términos de volúmenes de facturación seria equivalente a:

Supongamos que es el gasto promedio de mis clientes es $1000

Supongamos que la empresa trabaja 25 días en promedio al mes porque un día por semana lo deja liberado para realizar el mantenimiento de los equipos y que descanse el personal

Ventas actuales = 75 X 1000 = $75.000

Se empiezan a desarrollar acciones para lograr el efecto de la masa crítica ($75.000), que deben ser medidas mediante la tasa de conversión (TC).

Supongamos que la empresa pauta en Facebook Ads logrando que de cada 100 visitantes me compren 2. Entonces mi tasa de conversión es del 2%. 

La fórmula es la siguiente: TC = (Nro de conversiones / nro de visitantes) x 100

Es decir que la tasa de conversión, marcará el tiempo de demora en que se logrará el efecto de masa crítica dependiendo de cada negocio en particular y de mi mejoramiento de acciones de marketing on line.

Espero que este artículo te haya parecido una masa!!! :D

Libre comercio o libre comercio justo???

Se cocina la firma del tratado de libre comercio CETA entre UE y Canadá...Y con el tan renombrado tratado de Transpacifico del que quieren hacernos parte, surgen algunas reflexionea: No existen dudas sobre el efecto positivo neto mundial que genera el incremento del comercio internacional. Lo que se discute es la conveniencia de permitir que los países y empresas más ricos lo sean aún más, a costa de impedir el desarrollo del segundo y tercer mundo (porque produce cierre de pymes y sueldos más bajos en busca de la tan sobre valorada "competitividad"). Debemos permitir el comercio internacional o el comercio internacional justo??? #SerOnoSer esa siempre ha sido la cuestión... 

http://elpais.com/elpais/2016/10/24/opinion/1477298768_726097.html 

La Matriz productiva en el marco de los negocios internacionales

Existe poca bibliografía específica sobre matriz productiva, aunque quede proponerse la siguiente definición: la matriz productiva es la forma cómo se organiza una comunidad o sociedad para producir determinados bienes, productos o servicios en un tiempo y precio determinado, esta no se limita únicamente a los procesos estrictamente técnicos o económicos, sino que también tiene la obligación de velar por esos procesos y realizar interacciones entre los distintos actores: sociales, políticos, económicos, culturales, entre otros; que utilizan los recursos que tienen a su disposición para llevar adelante las actividades de índole productivo. Por lo tanto es actriz principal en la generación de riqueza o pobreza en una sociedad. La matriz productiva es la estructura básica a través de la cual debe definirse una comunidad.

En una economía de negocios globales como la actual, se encuentra más que vigente el planteo de Raúl Prebisch sobre el deterioro secular de los términos de intercambio. Su hipótesis plantea que existe una ¨tendencia secular al deterioro de los términos de intercambio entre materias primas y alimentos, por un lado, y bienes industrializados por el otro. Dada la especialización de los países en desarrollo en la producción de materias primas y alimentos, la tendencia al deterioro de los precios de estos productos llevaría a la tendencia al deterioro de los términos de intercambio de estos países. El deterioro de los términos de intercambio quiere decir que de mantenerse estables los volúmenes exportados, su capacidad de compra de bienes y servicios desde el exterior, es decir, su capacidad de importar, se vería disminuida con el correr del tiempo.¨

 

Argentina se siente ¨incluida en el mundo por exportar soja¨, cuando es de notorio conocimiento que la misma es un commodity, que no incluye valor agregado en su producción, ni tampoco lo genera…

 

Con base a lo anteriormente planteado, una buena forma de saber el lugar en el que se encuentra una economía en el plano internacional es analizar el valor de una tonelada de lo que compra versus el valor de una tonelada de lo que vende. ¨Cada mil kilos de producto que la Argentina vende al mundo recibe, en promedio, US$ 812; Suiza logra US$ 10.000 por cada tonelada de queso. Mientras que el valor de la tonelada importada (comprada) ronda US$ 2100¨. Ello deja muy en claro que la matriz productiva de argentina, se encuentra muy alejada de una situación de fortaleza y de generación de valor.

En el marco del mismo análisis y como se hizo allá por el 1945/6 para pasar de una economía subdesarrollada a una economía generadora de riqueza, se planteo sobre qué país había que realizar benchmarking, para aquella época resultó electa como referencia Gran Bretaña. En la actualidad y para seguir remarcando la lejanía que tiene la economía argentina con las economías que verdaderamente producen valor (y riqueza), sólo hace falta mirar a quienes concentran el 62% de la riqueza mundial, los países que integran el grupo de los 8. Ninguno de los ellos desarrolla su economía de intercambio (exportaciones) con base a actividades agroexportadoras ni vitivinícolas, como lo hace la Argentina. Sino que muy por el contrario la mayor parte de sus actividades exportadoras se dirigen a: bienes de capital, computadoras, equipos de telecomunicaciones, autopartes, máquinas de oficina,  maquinaria eléctrica, productos de consumo automotriz, ropa, medicinas, etc.

Al hablar de valor agregado pueden plantearse numerosas definiciones, a la que se hace referencia en el presente artículo es la que considera el valor agregado como ¨la característica extra que un producto o servicio ofrece con el propósito de generar mayor valor  dentro de la percepción del consumidor¨ y por lo tanto permite cobrar mayor precio por él. Un ejemplo sencillo es pensar en notebooks, cualquiera de ellas permite realizar las mismas funciones básicas: procesar y producir documentos, conectarse a internet y ser una herramienta estupenda para poder trabajar en cualquier momento y se esté donde se esté por su facilidad de transporte. Pero ¿estaríamos dispuestos a pagar lo mismo por una notebook Toshiba que por una Mac?…

El éxito en los negocios de las empresas y en las economías de los países es sin duda un tema de capacidad de generación de valor agregado.

Diseñar una matriz productiva (o MIP -Matriz Insumo Producto-) que encadene actividades capaces de generar valor agregado es clave para producir empleos de calidad, sueldos de opulencia y una economía de abundancia.

El último estudio disponible de la Matriz Insumo Producto (MIP), fue desarrollado por la UIA (Unión Industrial Argentina) en 2011. El estudio de la misma y de la sinergia sectorial, hace posible la identificación de los diversos agrupamientos, sus cadenas de valor, potencialidades y desafíos. Este informe fue de carácter exploratorio y se lo desarrolló para actualizar el de la MIP de 1997, última disponible en la Argentina. “En la Argentina, la matriz productiva refleja las características de una economía semi-industrializada, a medio camino entre los países centrales o desarrollados y las naciones más pobres.¨ (UIA, 2011)

En términos generales, el grado de desarrollo de una economía está asociado a las interrelaciones sectoriales. La matriz productiva está compuesta por estas interacciones, directas e indirectas (es decir, la multiplicación de los estímulos que su crecimiento cuantitativo y cualitativo puede generar en el resto de la economía (Hirschman, 1958). El estudio de la UIA compara la intensidad de los vínculos directos e indirectos de cada sector con el promedio de la industria. Así ¨ Un sector es de altos encadenamientos hacia delante (AED) o altos encadenamientos hacia atrás (AEA) si su grado de articulación en estas direcciones es mayor que la del promedio de la economía, de alta integración nacional (AIN) si se cumplen ambas condiciones, y de baja integración nacional”(BIN) si no se cumple ninguna.¨ Abordando esta metodología, la Unión Industrial Argentina pretende a través de su informe, suministrar información de utilidad para ¨focalizar políticas industriales diferenciadas, comprender sus potencialidades y calibrar sus objetivos de acuerdo a las necesidades de transformación estructural del aparato productivo¨. (UIA, 2011)

De los resultados obtenidos se desprende un análisis macro y micro. En el macro hay que destacar como pilares de la matriz productiva argentina: la demanda externa e interna; el tipo de cambio competitivo y el aumento del PBI acompañado por mayor empleo e inversión. Como temas de tensión se destaca al círculo constante y retroalimentado conformado por esquema de costos, tipo de cambio, competitividad – precio (se configura por el tipo de cambio nominal, por la evolución de los costos, los aranceles, las retenciones, los reintegros y otros incentivos fiscales según la agregación de valor) y salarios. 

Así la competitividad-precio de los bienes transables es fundamental para el crecimiento de producción interna apuntando a satisfacer la demanda local y la consecuente sustitución del trabajo importado por trabajo nacional y también en el flujo de las exportaciones de los productos con mayor valor agregado. Para de esta forma asegurar más y mejores puestos de trabajo. 

Una adecuada articulación de ingresos, tipo de cambio, política comercial y política fiscal, es un camino correcto en la búsqueda de garantizar la acumulación de capital para la producción, reduciendo o eliminando la especulación y las actividades rentísticas.

Pero con sólo la mirada macroeconómica se hace imposible reconfigurar al aparato productivo. El resto del trabajo le queda a la microeconomía en lo que refiere a la implementación de políticas de infraestructura, de innovación tecnológica y, sobre todo, políticas sectoriales e industriales en sentido amplio.

En síntesis, es claro el impacto directo de la matriz productiva de un país en su generación de riqueza o de pobreza. Las PYMES en la Argentina representan el 96% de las 520.000 empresas que hay en el país y generan el 45% del empleo. Insertarnos en una economía globalizada implica definir con qué industrias lo hacemos, para generar valor agregado, bienestar social y negocios genuinos. Definitivamente la soja no nos llevará por este camino…